La primera flor del mundo: producto nacional

montsechia_vidalii

Siempre hay una primera vez para todo, y esa primera vez, jamás se olvida. Sin embargo, a veces los límites son confusos. ¿Hubo un primer gato? ¿hubo un primer roble? Es difícil responder sin caer en explicaciones mitológicas, sin embargo, parece que sí hubo una primera flor. Si te sorprende, más te sorprenderá esto: parece que la flor era española.

Para hablar con más propiedad, no fue una flor, sino una especie de flor. Se llama Montsechia Vidalii y el pasado 17 de agosto botánicos estadounidenses concluyeron, tras un minucioso estudio en el que analizaron más de 1.000 fósiles, que ésta fue la primera planta de la que brotaba una semilla, condición sine qua non para pasar de planta a flor.

Se trata de una planta subacuática que vivía en el fondo de lagunas situadas en lo que hoy es la cordillera ibérica. Concretamente, en la Sierra de Montsec, entre Lérida y Huesca, de ahí su nombre.

Aunque nuestra flor existió hace 125 millones de años y hasta convivió con dinosaurios, no se supo de su existencia hasta hace unos doscientos años, cuando fue descubierta. Sin embargo no se le consideró una flor, ni tan siquiera una planta, sino más bien un liquen o un musgo. Por suerte para ella, y gracias a una modernísima tecnología en microscopios, hoy sabemos que no sólo no era un liquen sino una flor, aunque no tuviera pétalos ni néctar.

Todo tiene un comienzo y también lo tienen las flores. Un comienzo humilde, subacuático y más bien poco glamouroso, pero por algo se empieza. ¡Si supiera la Montsechia cómo han cambiado las cosas últimamente por aquí!

Foto: rtve.es

Ygnacio Guillén

Ygnacio Guillén

Dejar un comentario